Ballena gris albina en costas mexicanas

Cada año decenas de ejemplares de Ballena gris (Eschrichtus robustus) realizan una de las migraciones más espectaculares que se conocen, viajan más de nueve mil kilómetros, desde los mares de Bering, Chukchi y Beaufort, donde se alimentan durante el verano, hasta llegar a la costa occidental de la Península de Baja California y el Golfo de California, para aparearse y reproducirse.

De acuerdo con los monitoreos de los especialistas de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP) se observó por segunda ocasión en las aguas cálidas de la Laguna Ojo de Liebre en Baja California Sur, un ejemplar hembra de ballena gris con características albinas.

Se piensa que este mamífero es el mismo que se observó por primera vez durante la temporada 2008–2009, en aquel entonces como un individuo juvenil con características de albinismo llamado, “Galón de Leche”. Y ahora se le vio en compañía de una cría completamente gris.  

Pero ¿qué es el albinismo? es un trastorno genético causado por mutaciones en diferentes genes, que produce una reducción o ausencia total del pigmento melánico. Esta condición ha sido registrada en diferentes grupos taxonómicos, como mamíferos, aves y reptiles, tanto en vida silvestre, como en cautiverio. Sin embargo, son escasos los registros documentados de mamíferos marinos despigmentados o albinos.

Durante el séptimo censo realizado en la presente temporada, se registró la presencia de dos mil 211 ejemplares de ballena gris en la laguna Ojo de Liebre en la Reserva de la Biosfera El Vizcaíno. De este total, 1004 corresponden a ballenatos nacidos en México.