Con la firma del Acuerdo Climático, entramos en una nueva era para la acción

Ciudad de México  Representantes de más de 150 países se reunieron hoy en la sede de las Naciones Unidas para firmar el Acuerdo de París, el primer acuerdo global sobre cambio climático.
 
El Acuerdo de París incluye un compromiso global para lograr mantener el aumento de temperatura en no más de 1.5°C. Es fundamental que los países se concentren en esta meta y que inmediatamente incrementen sus esfuerzos nacionales para alcanzarla, mientras siguen trabajando para que el acuerdo sea implementado.
 
“Escuchamos hoy que los gobiernos se movilizarán rápidamente para implementar el Acuerdo de París, y eso es bueno. Sin embargo, se tiene que hacer mucho más que esto. Necesitamos actuar de manera inmediata, decidida y colaborativa alrededor de las energías renovables, los bosques y las finanzas para evitar los peores impactos del cambio climático”, dijo Samantha Smith, Líder de la Iniciativa de Clima y Energía de WWF.
 
Así como la firma del Acuerdo de París es un hito histórico en los esfuerzos frente al cambio climático, las temperaturas del planeta y los impactos climáticos también son historia. El pasado marzo ha sido el mes más caliente de nuestra historia, después de 11 meses consecutivos registrando temperaturas récord. Una de las peores sequías golpeó el este y el sur de África, 93% de la Gran Barrera de Coral ha sido impactada por el blanqueamiento, y la capa de hielo de Groenlandia se está derritiendo de forma dramática y temprana.
 
“Nuestros líderes políticos acordaron en París tratar de mantener el calentamiento global por debajo de 1.5° C respecto a la era pre-industrial. Esto no es solo un número, es la diferencia entre seguridad y crisis para muchos, particularmente para los más vulnerables”, añadió Smith. “Necesitamos seguir viendo evidencias de acciones y de una ambición nacional más fuerte, si el Acuerdo de París va a ser más que palabras y firmas sobre un papel”.
 
Los líderes del mundo que hablaron hoy en Nueva York reconocieron la urgencia de actuar sobre el cambio climático, haciendo un llamado para trabajar de forma decidida y afirmaron que la voluntad política nunca había sido más fuerte. Los líderes también se comprometieron a adelantar los procesos nacionales rápidamente para ratificar o aprobar el Acuerdo.    
 
El Acuerdo de París se mantendrá abierto a las firmas por un año hasta el 21 de abril del 2017. Será implementado solo después de que 55 países que representan el 55% de las emisiones de gases de efecto invernadero lo ratifiquen.